El origen de Dómino

El origen de Dómino
4.3 (86.15%) 13 votos

Cuando comencé a escribir La leyenda de Dómino, allá por Junio de 2010, inevitablemente tuve que meterme en la mente del detective Axelsson y exponerme al implacable entorno que le rodeaba.

El universo de Warhammer no es tan plácido como el que podemos encontrar en otras sagas de la fantasía épica popular, tales como Reinos Olvidados o Dragonlance. La corrupción acecha en cada esquina, los pérfidos Dioses del Caos tiran de sus hilos y toda criatura (sea humana o no), puede convertirse en un pelele más en su suprema batalla por la hegemonía.

Pero ni siquiera Axelsson, con sus reflexiones y peculiaridades, supuso un reto tan alto como la creación de la auténtica protagonista del relato: Dómino. Tanto fue así que tan pronto concluí La leyenda, me lancé a esbozar un diseño tras otro, primero físicos, después mentales y emocionales, hasta que logré hacerme una idea de con qué clase de criatura estaba tratando.

Y lo que es más; necesitaba saber cómo había surgido semejante ser, qué circunstancias lo habían llevado a convertirse en lo que ahora era.

El resultado, al menos para mí, un escalofriante viaje por los más bajos instintos de la condición humana.

En este relato de fantasía oscura, conoceréis la atroz historia que narra el nacimiento de Dómino.

• Sigue leyendo El origen de Dómino:   0   1   2   3   4   5   6

 

© Copyright Games Workshop Limited 2017. GW, Games Workshop, Citadel, Black Library, Forge World, Warhammer, el logo del Cometa de Dos Colas, Warhammer 40,000, el logo del ‘Aquila’ de dos cabezas, Space Marine, 40K, 40,000, Warhammer Age of Sigmar, Battletome, Stormcast Eternals, White Dwarf, Blood Bowl, Necromunda, Space Hulk, Battlefleet Gothic, Dreadfleet, Mordheim, Inquisitor, Warmaster, Epic, Gorkamorka, y todos los logotipos, ilustraciones, imágenes, nombres, criaturas, razas, vehículos, localizaciones, armas, personajes y características distintivas asociadas son ® o ™, y/o © Games Workshop Limited, registrados de formas diversas en todo el mundo. Todos los derechos reservados.

Y bien, ¿qué opinas?