Fatídica esperanza

Fatídica esperanza
3.8 (76%) 5 votos

—Por qué no giraste la llave… ¡Por qué!

—Por un momento pensé que la Humanidad merecía una segunda oportunidad. —Alzó la mirada y contempló la tierra devastada que se extendía hasta donde alcanzaba la vista—. Que Dios me perdone. Me equivoqué.

Y bien, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.