La oportunidad (7)

No había terminado Lacarys de limpiar su arma de la sangre del demenciado heraclón, cuando una voz lo sorprendió a sus espaldas.

—Te desenvuelves bien.

El menhori adoptó al instante una postura defensiva, con las piernas flexionadas y una pequeña hacha sujeta en cada mano.

La lagara se recostaba indolente contra el quicio de la puerta, con los brazos cruzados frente al pecho. Al girar la cabeza para mirarle, el pálido cabello se derramó lacio sobre su hombro.

Sigue leyendo

La oportunidad (4)

—¡Chicos, chicos! Mirad esto. ¡Creo que he encontrado algo!

—¿Quieres cerrar esa bocaza, Lai?

—¡Que te den, Dal! ¡Mirad esto!

Los tres zahrkos se reunieron en torno a un enorme butacón que en mejores tiempos tuvo que resultar de lo más mullido y confortable. Ahora, la tela raída dejaba entrever la hacendosa labor que ratas e insectos habían practicado con el relleno.

Sigue leyendo