Basura humana

Todo comenzó como suelen comenzar estas cosas.

Unos científicos jugaban a ser dioses en su altar tecnológico en aras del conocimiento (o de la destrucción; es una frontera difusa la que separa ambos conceptos), cuando algo salió mal.

Las lecturas se dispararon, las luces empezaron a parpadear y allí, donde no había nada, se desgarró el propio tejido del universo para revelar un agujero a la auténtica nada.

Sigue leyendo

Un Día de muerte

—Y que no se te olvide coger la miel, ¿de acuerdo?

Julia le miraba con aquella desesperada intensidad que se apoderaba de sus ojos cada vez que salían en busca de víveres. Álex, por su parte, tendía a agazaparse y rehuir la mirada, asustado ante la posibilidad de ser descubiertos en cualquier momento.

Sigue leyendo